El delantero argentino volvió hoy a entrenarse junto al plantel del club de Milán, luego de un mes en conflicto por la renovación de su contrato y la posterior quita de la capitanía.

Según informa el diario italiano "la Gazzetta dello Sport", el rosarino volvió a estar a disposición del entrenador Luciano Spalletti por primera vez luego del episodio ocurrido el 13 de febrero pasado cuando se negó a viajar para disputar un partido de la Liga de Europa.

Por dicho altercado, el atacante perdió la capitanía del equipo la cual recayó en el arquero esloveno Samir Handanovic.

En la práctica estuvieron presentes el director ejecutivo del club interista, Beppe Marotta, y el abogado Paolo Nicoletti, un hombre cercano al expresidente Massimo Moratti, a quien recurrió Wanda Nara, esposa y representante de Icardi, para solucionar el conflicto.

Luego de 36 días alejado del plantel principal de Inter, Icardi dio un paso hacia la reconciliación con el club al que llegó a mediados de 2013.