El Banco Central mantuvo la tasa de interés de referencia en 40%. El titular del BCRA, Luis Caputo, admitió que hubo una "aceleración de la inflación".

"Los indicadores de alta frecuencia muestran una aceleración de la inflación en junio", dijo Caputo y detalló que el índice "refleja los efectos directos e indirectos de la reciente inestabilidad cambiaria... "la perspectiva actual sigue demandando el mantenimiento del sesgo contractivo de la política monetaria hasta que la trayectoria de la inflación, así como la inflación esperada, se alineen con la meta de diciembre 2019", explicó un comunicado de prensa.

El escrito indica que el Consejo de Política Monetaria "reconoce la presencia de riesgos de mayor inflación a la esperada".
"En primer lugar, se considera que, en la transición hasta alcanzar tasas de inflación de un dígito, el esquema de metas de inflación con la tasa de interés como único instrumento de política monetaria debe ser complementado por un seguimiento más atento a los agregados monetarios", puntualiza el escrito.

El documento afirma que "la recaudación fiscal de junio tuvo un incremento elevado a pesar de la desaceleración del nivel de actividad, ratificando la perspectiva de cumplimiento de la meta fiscal que reduciría el déficit primario de 3,8% del PBI el año pasado a 2,7% este año, y 1,3% en 2019".
En otro párrafo recuerda que "se decidió aumentar los encajes legales en dos oportunidades desde el 18 de junio" y puntualiza que "es la intención de las nuevas autoridades ir reduciendo paulatinamente el stock de Lebac sin incrementar el circulante".