El PRO marcó distancias con Elisa Carrió y el senador cordobés Ernesto Martínez fue el encargado de trazar la línea: "a la hora de la construcción, no contribuye para nada", dijo.

Luego agregó: "Con el paso del tiempo, Carrió no llegará a ser ni un recuerdo", y señaló que la líder de la Coalición Cívica "es elenco estable de determinados programas" de televisión.

En declaraciones radiales, el cordobés advirtió que "el día que el periodismo argentino deje de hablar de Carrió, no va a tener ninguna importancia" aunque admitió que la diputada "tiene relevancia electoral".

Al mismo tiempo consideró, que "no hay ningún aporte serio ahí" y lanzó una ironía: "Carrió habla con Dios, no con Macri. Si llegara a hablar con Macri, sería un paso intermedio", concluyó.