Por: Mg Pipo Rossi

Los submarinos alemanes venían recorriendo el Océano Atlántico desde hacía meses y si bien se sabía de su presencia cerca del Golfo de México, no se pensó que atacarían una embarcación latinoamericana, puesto que hasta ese entonces ningún país americano estaba implicado en la contienda de proporciones mundiales.

La imagen puede contener: océano, cielo, agua y exterior

Finalmente, el 13 de Mayo de 1942, "un U-boat alemán atacó y hundió al barco petrolero de bandera mexicana" llamado “Potrero del Llano”, lo que se convirtió en el principal motivo para la intervención mexicana en la Segunda Guerra Mundial.

"A bordo del barco iban 35 marinos de tripulación, de los cuales, producto del impacto, fallecieron 14".

Como consecuencia directa, México abandonó la posición neutral y comenzó su movilización ante la ya inevitable entrada al conflicto en favor de los aliados.

Finalmente, "el U-boat alemán responsable del ataque, conocido como U-564, transcurrido un tiempo, fue detectado, bombardeado y hundido por la Royal Air Force, en el Golfo de Vizcaya, en Junio de 1943".