La imagen puede contener: una persona, textoPor: Pipo Rossi

La Princesa Doña Arjumand Banu Begum, más conocida como Mumtaz Mahal, provenía de una familia de la nobleza Persa y, a los 19 años, se comprometió con el Príncipe Imperial Yurram, Shah Jahan, con quien se casó en 1612. Así, si bien Shah ya tenía tres esposas, le otorgó a Doña Arjumand el título de Mumtaz Mahal Begum ("La Elegida de Palacio"). Tal era el amor que le profesaba, que desde su cuarto casamiento abandonó la poligamia y solo dedico su vida a Mumtaz. Por ello, "con sus otras tres esposas solo cumplía con sus obligaciones protocolares de manutención". Ella también lo rodeó de amor y respeto, "lo acompañaba en sus ceremonias y viajes, incluso en su expedición por el Imperio Mongol".

Paralelamente, la Princesa Mumtaz había tenido 13 embarazos, de los cuales solo 6 de sus hijos sobrevivieron al parto o a la primera infancia. Dedicaba mucho tiempo a ellos y su esposo le otorgó la tarea de velar por las necesidades de su pueblo, por lo que ella era la intermediaria entre los pobres y el príncipe.

Finalmente, el 17 de Junio de 1631 (durante el trabajo de parto de su decimocuarto hijo), tuvo complicaciones y falleció. Luego, fue sepultada provisoriamente en Burhanpur. El Príncipe quedó devastado, sin ánimo estuvo encerrado más de un año, cuando volvió a aparecer en público estaba físicamente muy deteriorado y con su pelo totalmente blanco. Dividió la fortuna entre sus hijos y encomendó el resto de su vida a construir el templo mortuorio para Mumtaz. Eligió la implantación en Agra, dentro de los jardines que su propia esposa había creado. Shah se encargó del diseño y supervisión de la construcción, que demoró casi 23 años. Además, empleó más de 22.000 hombres. Así, se construyó el "Taj Mahal".