El capitán y referente de Racing, Lisandro López fue muy autocrítico al señalar que la goleada sufrida frente a River por 6 a 1 en el "Cilindro" fue "un papelón que no debe volver a pasar".

"Hubo cierto relajo después del campeonato y eso nos llevó a hacer un papelón como el del sábado. No puede volver a pasar. Hay que entrenarse al máximo y ser competitivos entre nosotros. No nos podemos desviar de eso", expresó López en conferencia de prensa.

Más allá de la autocrítica profunda por la derrota ante River por la tercera fecha de la Superliga, López dijo que confía "a muerte" en sus compañeros y el cuerpo técnico. "Tenemos un muy buen plantel pero hay que demostrarlo en la cancha. Lo del sábado nos sirvió para darnos cuenta de que no podemos seguir de esta manera", sentenció.

River vapuleó a Racing 6 a 1, pero la particularidad del partido -además de la diferencia- fue que el "millonario" convirtió tres goles en 2.30 minutos, tras ir perdiendo 1 a 0.

Por eso López fue sincero: "este partido debe ser un punto de inflexión. Tenemos que recuperar los valores que nos llevaron a ser campeones hace poco". Incluso el experimentado delantero reconoció que "la situación es dolorosa", y en ese sentido agregó que tienen " muchísimas cosas por corregir. Pero de estos cachetazos se aprende".

"Todo arranca desde lo mental. El grupo está muy bien. Tenemos que estar más juntos que nunca. Hay que alinear la tropa para volver a ganar y, sobre todo, para dar otra imagen", sostuvo el referente racinguista.

En la próxima fecha Racing debe viajar a Santiago del Estero para enfrentar a Central Córdoba, y sobre eso puntualizó que "hay que hacerse fuerte ante la adversidad. Es la única manera de salir adelante".