Debido a la gran demanda y la cantidad de inscriptos, se realizarán dos capacitaciones orientadas a interesados en iniciarse en la producción de la variedad Pleurotus Ostreatus, también conocida popularmente como girgolas o setas ostras.

La imagen puede contener: exterior

Como parte de las acciones de formación de emprendedores agroalimentarios dentro del marco general de la Agricultura Urbana y la Alimentación Saludable, el Programa de Desarrollo Agroalimentario (Proda) comenzó esta semana las primeras capacitaciones técnicas para el cultivo de hongos comestibles sobre troncos de álamos y sustratos, de la temporada 2019-2020.

Según se informó desde el ministerio de Producción e Industria, debido a la gran demanda y la cantidad de inscriptos, serán dos capacitaciones orientadas a quienes están interesados en iniciarse en la producción de la variedad Pleurotus Ostreatus, también conocida popularmente como girgolas o setas ostras, ya sea para autoconsumo o como emprendimiento productivo.

El titular del Proda, Ariel Zabert, sostuvo que “la producción de hongos comestibles responde a un criterio fundamental del programa, que es la diversificación de la producción en materia de agricultura urbana, sumando productos que respondan al deseo de las familias neuquinas de consumir alimentos frescos, sanos y ricos”.

Mediante esta línea de trabajo se pretende además dar respuesta a las demandas del sector vinculado a los servicios gastronómicos, que permanentemente se muestran interesados en adquirir hongos frescos para incluir en sus menús y propuestas gourmet.

Ambas capacitaciones estarán divididas en dos jornadas, con una modalidad teórico-práctica, brindando elementos para un taller preparatorio para la siembra del pleurotus, la preparación de los troncos, armados de sustratos y prácticas de siembra.

Ayer se dio inicio al primer encuentro de capacitación teórica para uno de los dos grupos de inscriptos, en el que participaron 25 interesados. Esta capacitación continuará mañana con una práctica de siembra en una de las huertas protegidas del Proda, que cuenta con las instalaciones e infraestructura necesarias para el manejo del cultivo. La semana próxima, el martes 27 y el jueves 29, se repetirá la capacitación para el segundo grupo de inscriptos.

Pleurotus o girgolas

Esta variedad de hongos representa una opción productiva que tiene cada vez más adeptos en la región, tanto en su producción como en su consumo. Es un hongo comestible muy demandado por su sabor y cualidades nutritivas, y constituye uno de los más cultivados en el mundo.

En cuanto a sus propiedades, se destaca por ser muy bajo en grasas y sodio, con abundante fibra dietética, alto contenido de minerales, vitaminas y proteínas, que lo equiparan a la carne vacuna.

Por otra parte se trata de un cultivo sumamente adaptado a la región, que durante su etapa de fructificación crece rápidamente con un excelente ritmo de producción. Las semillas de Pleurotus son provistas por el laboratorio de Hongos Comestibles de Neuquén, que tiene una reconocida trayectoria en producción de micelio de calidad y venta de inóculo. Cabe destacar que este organismo provincial es el único laboratorio de la Patagonia y uno de los tres a nivel nacional que comercializan semillas para la producción de hongos comestibles.

Capacitaciones y seguimiento técnico

Las acciones de formación comenzaron en agosto y se extenderán hasta la cosecha, acompañando a los futuros cultivadores durante todo el ciclo productivo. De esta manera se prevé la realización de nuevos encuentros y el seguimiento técnico sistemático teniendo en cuenta las diferentes etapas hasta febrero-marzo de 2020, siguiendo así el momento de la siembra, incubación, fructificación y cosecha.

También está previsto asistir a los productores con alternativas para el manejo de los excedentes, brindando capacitaciones en construcción y manejo de deshidratadores solares y métodos de conservación a partir de la elaboración de conservas.