Por el momento la Justicia no tomó ninguna medida para con la pareja de la víctima y padre de su hija de 2 años, aunque se analizan evidencias para avanzar en la causa.

Una joven de 22 años permanecía hoy internada en grave estado, con el 80 por ciento del cuerpo quemado, y los investigadores procuran determinar si el hecho se produjo durante una discusión de pareja, en una casa del partido bonaerense de Ezeiza, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

Por el momento la Justicia no tomó ninguna medida para con la pareja de la víctima y padre de su hija de 2 años, aunque se analizan evidencias para avanzar en la causa.

El hecho ocurrió el lunes último en una vivienda situada en Posadas al 250, de Ezeiza, donde viven Micaela Cancelo, su pareja, Matías Adolfo Rivas (21), y la hija de ambos.

De acuerdo a la denuncia del joven ante la policía que intervino inicialmente en la pesquisa, Micaela se roció con combustible y se prendió fuego.