El candidato presidencial del Frente de Todos advirtió en Mendoza que su "mayor obsesión" es "que la Argentina se vuelva un país federal".

La imagen puede contener: 20 personas, personas sonriendo, personas de pie y de traje

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, advirtió hoy en Mendoza que "se ve a un gobierno inactivo, quedado, confundido", y reiteró que su "mayor obsesión" es "que la Argentina se vuelva un país federal".

Lo dijo en una conferencia de prensa que dio en la capital mendocina junto a la candidata a gobernadora de esa provincia, Anabel Fernández Sagasti.

"Mi mayor obsesión es que la Argentina se vuelva un país federal y para ello tenemos que promover el desarrollo de las regiones y de las provincias", expresó.

"Mendoza sufre la política económica del Gobierno nacional: más desempleo, caída de la producción y el consumo y aumento de la deuda", describió.

Al respecto propuso que "El Estado se tiene que asociar con los que producen que son los que generan trabajo. Su rol es el de un árbitro que debe fijar condiciones, sostenerlas y hacer que se cumplan. Somos pragmáticos en materia económica", sostuvo.

Asimismo, detalló que "La honestidad es un valor agregado en la gestión pública y, junto con la moral y la decencia, serán el denominador común de mi gabinete. El actual tiene una perspectiva de país totalmente distinta a la mía. Vamos a pensar un país para 40 millones, no para 20".