La imagen puede contener: una personaPor: Pipo Rossi

El 9 de Octubre de 1912 comenzó la Primera Guerra de los Balcanes, donde se enfrentó la "Liga Balcánica" (conformada por Montenegro, Serbia, Bulgaria y Grecia) contra el Imperio Otomano. Esta contienda surgió producto del nacionalismo desarrollado por múltiples pueblos, identificados con etnias e idiomas distintos, pero que aún seguían bajo el yugo de los otomanos.

Uno de los países que lideró la coalición fue Bulgaria, que había sido ocupada a fines del siglo XIV. Además, contó con la participación de Montenegro, Serbia, Bulgaria y Grecia, por lo que entre todos ellos sumaron a unos 750.000 soldados que se enfrentaron a más de 400.000 turcos, hasta Mayo de 1913. Así, la guerra fue el preludio de la Primera Guerra Mundial, con avances lentos en trincheras, cargas con bayonetas, ataques con artillería y enormes bajas por ambos bandos.
Sin embargo, la superioridad numérica de los nacionalistas balcánicos llevó pronto a la derrota final de los otomanos que por su arcaico ejército y formación poco pudieron hacer contra la financiación que recibió la Liga Balcánica por parte de Rusia y Rumania. Otro factor a tener en cuenta fue que en el campamento otomano se desató un brote de cólera y otras enfermedades que fueron terribles y causaron miles de muertes que no estaban estipuladas. Se estima que 32.000 soldados aliados murieron frente a casi 100.000 otomanos (el 60% de los muertos fueron por las terribles enfermedades en los campamentos militares).
Al finalizar la guerra, Bulgaria y Montenegro se independizaron, mientras que solo semanas más tarde se les sumó Albania.
Paralelamente, Turquía perdió todas sus posesiones en Europa, exceptuando la ciudad de Constantinopla (Estambul). Además, la guerra trajo consigo una inestabilidad regional enorme, derivada de los nacionalismos fortalecidos, que incluyó, solo un mes después, con la explosión, en 1913, de la Segunda Guerra de los Balcanes (Bulgaria contra una coalición compuesta por Serbia, Montenegro, Rumanía, Grecia y el Imperio Otomano, por algunas cuestiones fronterizas no saldadas), y posteriormente la Primera Guerra Mundial, en 1914.