No hay ninguna descripción de la foto disponible.En una audiencia de juicio realizada ayer, Segundo Gabriel Salazar fue declarado responsable por la muerte de Diego Cárdenas. El hecho ocurrió en enero, en la localidad de Loncopué.

El delito por el cual solicitaron la declaración de responsabilidad, la fiscal jefa Sandra González Taboada y el fiscal del caso Marcelo Jofré, fue por homicidio simple en carácter de autor (artículos 79 y 45 del Código Penal).

La teoría del caso que lograron acreditar en juicio los representantes del Ministerio Público Fiscal fue que el hecho ocurrió el 28 de enero pasado entre las 3 y 3:15 de la madrugada. En principio se produjo una discusión de tránsito entre el hijo del imputado y la víctima. Aproximadamente 10 minutos después, volvieron a cruzarse en cercanías del playón municipal y el hijo de Salazar, persiguió a Diego Cárdenas hasta su domicilio. Alrededor de las 3:20, la víctima iba caminando hasta su vivienda y allí se produjo una pelea física con el joven que lo había seguido. Allí fue que Segundo Gabriel Salazar intervino, extrajo un arma blanca y con “firme propósito homicida” lesionó a Cárdenas. Las heridas que le ocasionó le provocaron la muerte.

El tribunal colegiado encargado de juzgar el caso resolvió declarar la responsabilidad penal de Salazar por unanimidad.