El Comité de Competición de la federación española de fútbol definió que el clásico español, postergado por las protestas en Cataluña, se jugará el próximo 18 de diciembre y no el 4 como pretendía LaLiga.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) confirmó hoy que el partido correspondiente a la décima fecha de la liga española se jugará finalmente el 18 de diciembre. El clásico español debía disputarse el próximo 26 de octubre en el estadio Camp Nou pero fue postergado por las protestas que se están llevando a cabo en Cataluña.

Los clubes propusieron el miércoles 18 de diciembre y la federación española aceptó el pedido en contra del deseo de LaLiga que pretendía el viernes 4 de diciembre, por lo que apelará la decisión para tratar de cambiar el día.

Los medios españoles no descartan que LaLiga recurra a la justicia para modificar esta decisión ya que esa fecha representaría un "prejuicio económico" para la entidad privada que organiza los campeonatos del fútbol profesional español.

Zidane salió al cruce de las críticas y dijo que quiere quedarse "mucho tiempo" en Real Madrid. El entrenador del Merengue respondió a los rumores sobre su posible dimisión y afirmó que quiere estar "mucho tiempo" en su cargo aunque deslizó que depende de los dirigentes.

"A mí no me puedes preguntar eso. Yo lo que quiero es estar aquí mucho tiempo, pero eso se lo tienes que preguntar a otro", dijo Zidane ante la consulta sobre su continuidad, en la conferencia de prensa previa al partido de mañana en Estambul por la Liga de Campeones de Europa, ante Galatasaray de Turquía.

"El pasado es pasado.Y ya no vale lo que he hecho como jugador o como entrenador. No te voy a decir que no me molesta porque me molesta pero la gente opina y es lo que hay. Igual no voy a entrar en eso, solo pienso en el entrenamiento y, luego, en el partido de mañana", agregó Zidane.

El ex capitán del seleccionado francés, campeón del mundo en 1998, aceptó que Real Madrid, máximo ganador del certamen con 13 títulos, empezó "mal" la Liga de Campeones al cabo de un empate y una derrota en el grupo A.

"La situación la conocemos, pero mañana tenemos un partido para demostrar y es lo que vamos a hacer. Lo que pasa es que somos el Real Madrid y no podemos equivocarnos nunca", indicó "Zizou", múltiple campeón con el "merengue" como jugador y como DT.

"Los jugadores son los primeros que quieren siempre ganar. De eso no tengo ninguna duda. Ellos saben que cada partido nos miran y lo que tenemos que hacer es demostrar que queremos cambiar la situación", concluyó Zidane.

El defensor y capitán de Real Madrid Sergio Ramos apoyó a Zidane, al remarcar que "el vestuario está a muerte con él y pase lo que pase seguiremos confiando. El Madrid siempre vuelve y lo haremos mejor de forma unida".

Ante el rumor sobre la vuelta del director técnico portugués Jose Mourinho, Ramos dijo lo siguiente: "Si cada vez que empatamos o perdemos vamos a estar así, es complicado para el club. Es cierto que la vara de medir es diferente según qué jugador o qué entrenador, pero eso ya es ironía y ahí que cada uno interprete lo que quiera".