La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie, cielo, niño(a) y exteriorPor: José Aníbal “Coco” Briceño
Varias veces hablamos con Roberto Aravena sobre Malvinas y en particular sobre la Virgen de Luján. El recordaba que unos días antes habían bombardeado la capilla donde estaba la virgencita, la estructura se derrumba, y la virgen queda de pie; no le pasa absolutamente nada.

Entonces el Capellán decide retirarla de entre las ruinas del lugar haciendo una procesión con los soldados y cuando marchaban aparecieron aviones británicos bombardeando todo el sector. Decía Roberto que el Capellán les dijo ‘rodilla en tierra’ para rezar, bombardearon al costado de ellos y a ninguno les pasó nada.
Roberto Aravena iba en esa fila de los soldados.

En el barrio Parque Este hay una calle que se llama Gran Malvina. Cuando fui presidente barrial le impusimos ese nombre en honor a él. En el Parque Este había dos ex Combatientes de Malvinas. En homenaje al otro fue que bautizamos a otra calle Puerto Argentino, pero él falleció unos años después.