El director técnico de Boca se quejó de los arbitrajes de la Superliga y aseguró que la eliminación de la Copa Libertadores a manos de River se produjo por "cuestiones extrafutbolísticas".

En esa línea, Alfaro cuestionó la expulsión de Frank Fabra al considerar que la primera amonestación al colombiano fue exagerada, porque "no hubo ni falta".

"Lechuga" sostuvo que el árbitro Patricio Loustau debió mostrar la segunda amarilla al volante de Vélez Nicolás Domínguez, que cortó la salida del arquero Esteban Andrada, falta que no fue penada con otra tarjeta.

"No vi a ningún jugador de Boca llegar a destiempo contra futbolistas de Vélez, pero si vi a jugadores de Vélez llegar a destiempo contra jugadores de Boca", agregó.

Y en el mismo tono, rememoró decisiones arbitrales de partidos anteriores en las que consideró que Boca fue perjudicado y en ese momento hizo alusión al choque con River por las semifinales de la Copa Libertadores.

"Con River hubo cosas extrafutbolísticas que nos terminaron dejando afuera, pero nosotros sabemos que estuvimos a la altura", afirmó sobre el cruce copero con el clásico rival.

Cuando los periodistas le pidieron que fuese más específico, Alfaro dijo que en la ida, en el Monumental, a River le cobraron un penal por VAR apenas empezado el partido, mientras que en la vuelta, en la Bombonera, "hubo un penal de (Javier) Pinola y el VAR no lo cobró".

Por otro lado, el entrenador "xeneize" volvió a decir que aspira a seguir en su puesto el año que viene y destacó que cuenta "con el apoyo de todo el plantel, de (Carlos) Tevez para abajo".

Molesto como pocas veces en su ciclo de DT xeneize, el rafaelino también tuvo un párrafo aparte para cuestionar a los que solicitan su salida del club, argumentando que “yo me banco todo, hasta que me peguen con bajezas”.

El director técnico de Boca manifestó que el juez Loustau se equivocó en dos maniobras puntuales: el empujón de Fernando Gago a Mauro Zárate en el área, que a su juicio supuso penal y una infracción de Braian Cufré sobre Emanuel Reynoso, que pudo haber representado la tarjeta roja para el lateral velezano.

“(Fernando) Gago lo desplaza a Mauro (Zárate) en la espalda cuando quiere definir y la de (Braian) Cufré es plancha arriba para desestabilizar a (Emanuel) Reynoso”, describió el DT, en la rueda de prensa que ofreció en la antesala del vestuario visitante en el estadio José Amalfitani.

“Las cosas no se juzgaron de la misma manera. No hubo uniformidad de criterio”, apuntó. “No lloro ni nada, pero quiero que las cosas se definan por los méritos de los equipos dentro de la cancha”, amplió.

“Este campeonato se definirá por uno o dos puntos. Y el mismo penal que hoy cobró (Darío) Herrera para Gimnasia en Mar del Plata no lo cobró hoy (Patricio) Loustau en cancha de Vélez”, expresó el entrenador xeneize.

La expulsión de Frank Fabra, a los 16 minutos de la segunda parte, cambió la estrategia del técnico de uno de los punteros del campeonato, junto a Argentinos Juniors y Lanús. “Tuve que hacer los cambios para aguantar el partido, cuando la idea era la de salir a buscar a Vélez que podía dejar los espacios”, contó Alfaro.

Y luego el técnico volvió a recordar lo que dejó la eliminación del equipo a manos de River Plate en una de las semifinales de la Copa Libertadores advirtiendo que Boca estuvo “a la altura de las circunstancias” en esa serie copera.

“Los jugadores me brindaron todo el apoyo necesario. Tenemos la satisfacción de haber ganado el clásico (1-0) de la manera en que lo ganamos. A lo mejor, la jugada de (Javier) Pinola al minuto por ahí era penal y la cosa cambiaba”, volvió a quejarse.

Por último, Alfaro volvió a evitar pronunciarse concretamente respecto de si seguirá o no en el cargo, luego de terminar la temporada.

“No puedo responder si merezco o no seguir al frente de la conducción de Boca. Seria muy lindo si me lo ofrecen”, dijo. Pero Alfaro se descargó contra quienes -apuntó- “me pegan en forma desconsiderada y con bajezas”, aunque no los identificó puntualmente

“Yo no necesité de representantes para conseguir los trabajos a lo largo de mi vida. Para llegar a Boca me vino a buscar Aníbal Matellán, jugador al que nunca tuve en ningún plantel”, remarcó.

En otro orden, el plantel boquense descansará mañana y volverá a las labores el martes, a las 9.30, en el predio de Casa Amarilla, de cara al partido de la decimocuarta fecha de la Superliga ante Unión de Santa Fe, programado para el domingo 24 del corriente, a las 17.45.