El "Ciclón" del "Pampa" Biaggio se impuso 3-2 en un partido dramático en el Nuevo Gasómetro, en el partido que abrió la sexta fecha del campeonato argentino. Comenzó ganando, se lo dieron vuelta rápido, y recién sobre el final consiguió el ansiado triunfo.

El conjunto azulgrana comenzó ganando con un gol de Adolfo Gaich, a los 6 minutos, pero el "Patrón" lo dio vuelta con dos cabezazos, primero de Pablo Ledesma, a los 13, y luego de Gabriel Carabajal, a los 18, todos en el primer tiempo.

En el complemento San Lorenzo alcanzó la igualdad a través del defensor Gonzalo Rodríguez, a los 30, pero a los 42 Mussis liquidó el pleito. El "Ciclón" alistó a muchos jugadores suplentes y varios juveniles, dado que el próximo martes enfrentará a Nacional de Uruguay por los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Mussis volvió a jugar luego de un año, ya que una grave lesión en la rodilla izquierda lo había alejado de las canchas. Todo parecía encaminarse para San Lorenzo cuando a los 6 minutos el juvenil delantero Adolfo Gaich capturó un rebote en el área y liquidó a Bértoli con un fuerte derechazo.

Pero San Lorenzo se quedó en el festejo y no retrocedió bien, ya que a los 13 un centro de Sperdutti encontró la cabeza de Ledesma para conseguir el empate.

Algo pasó en la última línea del "Ciclón" que los errores se repitieron, y otra vez Sperdutti mandó un centro desde la derecha y ahí fue Carabajal el que le ganó a los defensores para poner el 2 a 1. San Lorenzo se puso nervioso, el equipo intentó, pero más por las individualidades que por el juego colectivo, algo que terminó repercutiendo en las ideas y por eso se le vio un juego deslucido.

Patronato apostó a defender la ventaja, ya que se abroqueló en defensa y dejó a Carabajal y Royón de puntas, para poder salir de contragolpe y casi lo logra cuando Royón remató desde afuera y Devecchi mandó la pelota al córner.

La insistencia de San Lorenzo y de Claudio Biaggio, quien hizo debutar al juvenil Matías Palacios de tan solo 16 años, tuvo su premio cuando a los 30 Mouche ejecutó rápido un córner, cabeceó Reniero, rebotó en Bértoli y apareció Gonzalo Rodríguez para empatar.

El partido estaba para San Lorenzo pero Patronato estaba muy cerrado, hasta que Mussis agarró un balón a 25 metros del área y con un tremendo zurdazo lo clavó en el ángulo superior izquierdo de Bértoli para darle el triunfo a los de Boedo.