Gimnasia (7 puntos) buscará hoy extender el buen momento que está viviendo tras el empate con San Martín de Tucumán y la victoria frente a Patronato, en condición de visitante, al recibir la visita de Rosario Central (9 unidades), equipo que comenzó con todo pero se desinfló en las últimas dos fechas.

El encuentro comenzará a las 13:15 en el Bosque, con arbitraje de Fernando Espinoza y televisación en directo de Fox Sports Premium.

Los resultados de las primeras cinco fechas indican claramente que han desembocado en este fin de semana recorriendo caminos diferentes, a tal punto que mientras Pedro Troglio hizo lo posible para repetir la formación, Edgardo Bauza analizó largamente modificaciones que pudieran reencausar la campaña.

Gimnasia abrió el torneo con una apretada victoria ante Argentinos, después lamentó dos caídas, con Banfield y Talleres, que le complicaron el panorama ligado a la tabla de los promedios, pero encontró la forma de levantar cabeza en oportunidad de visitar a rivales directos, como San Martín de Tucumán, con el que empató en una noche que estuvo a punto de quedarse con todo, y Patronato, al que venció con dos goles del uruguayo Santiago Silva.

Cosecha de siete puntos entonces para despegarse de los cuatro del fondo en la clasificación que definirá los descensos, y un cuadro de situación que podría ser mejor todavía, si vuelve a ganar, con miras al gran cruce del jueves con Boca, correspondiente a los cuartos de final de la Copa Argentina.

Al mando de Edgardo Bauza, un verdadero referente del club, Central dio los primeros pasos a ritmo de campeón, con sucesivos triunfos logrados sobre Banfield, Talleres y San Martín de Tucumán. Pero en la cuarta fecha hizo escala en Avellaneda, y perdió el invicto contra Racing, lo cual estaba dentro de la lógica.

Lo que rompió todos los pronósticos, al menos en el Mundo Canalla, fue la caída de la fecha anterior en el Gigante de Arroyito, con Defensa y Justicia. Todo, todo, mal. Por el resultado, el nivel de juego y el jugador que rompió la paridad: Lisandro Martínez, un ex Newell’s.

En el campamento albiazul, el tema de la semana fue la recuperación de Matías Melluso, el juvenil lateral que se mostró recuperado a partir de la práctica del jueves en 60 y 118. Confirmado el zurdo, todo quedará igual que en Paraná, incluyendo la dupla Mauro Guevgeozian-Santiago Silva en ataque.

Por el lado de Central, se confirmó el desgarro en un aductor del colombiano Óscar Cabezas, quien será reemplazado por Miguel Barbieri, quien llegó procedente de Racing, y entre las variantes que se manejaron en la previa se consideró los posibles desplazamientos de Federico Carrizo y Washington Camacho.

En lo que tiene que ver con lo que puede pasar a la hora de la verdad, parece claro que Gimnasia saldrá con el propósito de hacerse cargo del juego frente a un Central que, conociendo a quien está a su cargo, buscará sacar provecho de los espacios que podría encontrar saliendo rápido de contra.