Con un testazo de Juan Garro y un golazo de Mendoza, Huracán le ganó 2-0 a Tigre en Victoria, se metió en los primeros puestos y complicó aún más al Matador en los promedios.

Sonríe todo Parque Patricios. Y con justeza: este domingo, por la sexta fecha de la Superliga Argentina, Huracán le ganó 2-0 a Tigre en Victoria y se metió en los puestos de arriba en la tabla (circunstancialmente, quedó tercero). Sí: de la mano de Juan Garro (abrió la cuenta con un cabezazo) y de Diego Mendoza (bombazo terrible en el final) se infló el Globo.

El equipo de Alfaro, en líneas generales, fue superior al Matador. Tanto fue así que, de entrada, tuvo la oportunidad de ponerse en ventaja antes del primer cuarto de hora, cuando Canuto derribó a Roa en el área local. Pero no, no pudo ser: Batalla se disfrazó de héroe y, con una buena estirada, le tapó el penal a Andrés Chávez.

Luego, en el final de la etapa inicial, el propio Roa estuvo muy cerca abrir el marcador pero, casi sobre la línea, Galmarini se jugó la ropa y evitó lo que podría haber sido una nueva caída del arco local.

En el complemento, los dirigidos por el Lobo Ledesma respondieron con un disparo en el área que sacó con una buena tapada Marcos Díaz. Parecía que el Matador se acomodaba del todo en el campo de juego y que la levantada era inminente, pero el Globo tenía otros planes. Encima, Lucas Rodríguez se fue expulsado por entrarle muy fuerte a Auzqui.

A los 30 del segundo tiempo, Chimino sacó un centro tremendo casi desde un córner y Juan Garro, con un buen testazo, rompió el cero y dejó sin respuestas a Batalla. 1-0 y faltaban 20 minutos más.

Así, a un suspiro del pitazo final, Diego Mendoza bajó una pelota aérea que dejó boyando Damonte y sacó un derechazo tremendo desde tres cuartos de cancha para clavársela en el ángulo a Augusto Batalla. 2-0 y a otra cosa, porque no hubo tiempo para más.

Así, Huracán venció a Tigre y se metió en la pelea de arriba. ¿Los de Victoria? Siguen complicados en los promedios (está en zona de descenso directo) y su permanencia continúa amenazada.