Por Pipo Rossi

Desde 1876, México estaba en manos del General Don Porfirio Díaz, un militar y político que manejaba el gobierno con métodos dictatoriales, cuyos lineamientos principales eran la anestesia política y el liberalismo económico "basado en una previa confiscación de tierras a comunidades indígenas y la enajenación de sus recursos naturales en beneficio de empresas trasnacionales". Paralelamente, el 90% de la población estaba sumida en la extrema pobreza.

En 1908, luego de más de 30 años en el poder y con el humor social a punto de estallar, el General Díaz anunció "que está cansado y no estaba interesado en seguir en el cargo", esto calmó al pueblo que veía una esperanza de cambios.

El Doctor Don Francisco Ignacio Madero, un nacionalista moderado, fue el primero en postularse como sucesor, recibiendo un apoyo popular inmediato. Esto provocó la reacción inmediata del núcleo duro del porfirismo, "que pidió poner fin a esta posibilidad". Así, el Doctor Don Madero fue detenido antes de las elecciones que fueron "ganadas" por el General Díaz". Luego, al ser liberado, se le sugirió que desapareciera de la vida pública mexicana. Por ello, se refugió en San Antonio, Texas (al sur de los Estados Unidos).

Desde allí lanzó el "Plan de San Luis", un llamado formal a sus compatriotas a tomar las armas en contra de la dictadura porfiriana. Esto fue apoyado por todos los líderes campesinos, incluidos los Señores Don Francisco "Pancho" Villa, Don Pascual Orozco y Don Emiliano Zapata.

El 20 de Noviembre de 1910, desde el norte del país y con 13 alzamientos simultáneos, se inició la "Revolución Mexicana", que en 6 meses logró la renuncia del General Díaz. Lejos de encauzarse la crisis política se profundizó, luego de un Interinato de León de la Barra, el Doctor Don Madero ganó las elecciones, "pero la lentitud en las reformas agrarias hicieron que el Señor Don Emiliano Zapata rompiera con el nuevo gobierno, lo tildara de traidor y lo enfrentara militarmente", proclamando el "Plan de Ayala". Así, durante los siguientes años, se produjo “el fusilamiento del Doctor Don Madero, la dictadura del General Huerta, la intervención de los Estados Unidos, el triunfo de los constitucionalistas y la formación del Congreso Constituyente en 1917”.