La imagen puede contener: una persona, texto que dice "Doctor Don Arturo Frondizi. Presidente Constitucional de la República Argentina (1958-1962)."Por: Pipo Rossi

En 1961, durante la Presidencia de la República Argentina del Doctor Don Arturo Frondizi, la oficialista Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI) había ganado en varias elecciones de alcance local. “Esto se logró mediante una estrategia de propaganda que tendía a nuclear a la opinión antiperonista en defensa de los logros del Gobierno, más que a conquistar, como antes se había intentado, el voto Peronista”. Incomprensiblemente, “no se advirtió el desgaste de la imagen presidencial, fruto de tantas idas y vueltas, ni el disgusto que provocaba el ajuste salarial, ni la posibilidad de un voto castigo”. Así, confiado en la victoria electoral que pronosticaba el Ministro Vítolo, el Presidente de la República, Doctor Don Frondizi, admitió “que se presentarían listas de candidatos del Movimiento Peronista a fin de legitimar el sistema, viciado por la proscripción de esta fuerza política”. Y los militares, “que le habían realizado más de treinta planteos desde que asumió la Presidencia”, lo dejaron hacer.


Posteriormente, el 18 de Marzo de 1962, “el Peronismo triunfó en diez de las catorce gobernaciones provinciales en juego, entre ellas la Provincia de Buenos Aires”. En Córdoba “ganó la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP), mientras que el oficialismo (la UCRI) se impuso en Entre Ríos y Santa Fe”. Al día siguiente, tras presiones militares, “las provincias ganadas por el Peronismo fueron intervenidas”.
La crisis duró diez días. El General Pedro Eugenio Aramburu fue invitado, por el Doctor Don Frondizi, para mediar en el conflicto, pero éste pidió “un renunciamiento patriótico al Presidente”, a lo que el Doctor Don Frondizi contexto que “no renunciaría, no se suicidaría ni se iría del país”.
Finalmente, el 29 de Marzo, los Comandantes en Jefes del Ejército, la Marina y la Aeronáutica “detuvieron al Presidente de la República y lo enviaron preso a la Isla Martín García”. La misma adonde habían estado, en otras épocas, el Doctor Don Hipólito Yrigoyen y el General Don Juan Domingo Perón.
Tras el derrocamiento del Doctor Don Frondizi y, mientras los militares discutían que hacer con el poder conquistado, “un sector del gobierno depuesto aprovecho la incertidumbre e impuso, en la Presidencia de la República Argentina, al Doctor Don José María Guido”, Presidente Provisional del Senado de la Nación, tras la renuncia del Vicepresidente, en 1958, Doctor Don Alejandro Gómez. “Los militares aceptaron la nueva situación, mientras resolvían sus diferencias internas, pero condicionando al nuevo gobierno”.
Unos años después, en 1988, el Doctor Don Frondizi escribió: “El principal error que cometí fue haber asumido un gobierno sabiendo que no tenía el poder. El poder estaba en manos de las fuerzas militares adversas”.