No hay ninguna descripción de la foto disponible.

A fin de renovar el vínculo con artesanas y artesanos tejedores y mover el stock de productos, se ofrecen caminos de mesa, carpetas, gorros, medias, guantes y chalecos con un 50 por ciento de descuento.

Con la intención de mover el stock de tejidos y colaborar con la tarea social, Artesanías Neuquinas liquida en un 50 por ciento una selección de productos entre los que destacan una amplia variedad de caminos de mesa en diferentes colores, tamaños, también carpetas y en menor cantidad, gorros, medias, guantes y chalecos.

La titular de Artesanías Neuquinas, Rossana Benigar invitó a la población a visitar los locales de Neuquén capital y de San Martín de los Andes donde rige la promoción que se mantendrá hasta liquidar el stock.

“Para nosotros esta promoción es importante porque estamos moviendo el stock que nos quedó del 2019 y como lamentablemente hemos cerrado nuestro punto de ventas temporariamente en Buenos Aires, la intención es vender para volver a salir al campo”, manifestó la titular de la firma neuquina.

Los tejidos tienen un peso importante para Artesanías Neuquinas, ya que “más del 80 por ciento del padrón de artesanos y artesanas está compuesto por tejedores”, expresó Benigar.

En este sentido, aclaró que “la intención de la promoción es mover el stock para poder comprar a artesanas que nos están esperando y que están viviendo una situación complicada por este contexto de pandemia, entonces, vender tiene un objetivo social porque así podemos salir a comprar y en este momento hay mucha gente esperándonos con sus productos”.

Benigar comentó que durante la cuarentena el personal de Artesanías Neuquinas “trabajó mucho, con diversas modalidades en la reorganización de procedimiento interno y en el cambio del sistema contable”. Mientras que, en terreno, “trabajamos aplicando los protocolos recomendados por el ministerio de Salud en la bancarización del pago de las artesanas, trabajando con agenda de turnos para que no se aglutinara la gente en el proceso de recolección”.

Cada vez que Artesanías Neuquinas compra en el campo, “es un evento para las comunidades mapuche, por lo que se junta mucha gente porque es un espacio de reencuentro y a fin de prevenir se organizaron agendas de turnos”, manifestó Benigar.

Al respecto, explicó que “no fue fácil unificar los criterios de trabajo en el campo como tampoco lo fue la bancarización porque la transferencia bancaria generó cierta desconfianza, pero funcionó. El pago se acreditaba en menos de 15 minutos en las diferentes sucursales del Banco Provincia del Neuquén, lo que generó un vínculo de confianza en un procedimiento rápido y serio”.