No hay ninguna descripción de la foto disponible.
La iniciativa apuesta a incluir a miles de estudiantes al régimen virtual para poder llevar adelante sus estudios en este contexto de pandemia, y afirman que la prioridad la tendrán los establecimientos con alumnos que tuvieron baja o nula continuidad pedagógica en 2020.

Tierra del Fuego fabricará 108 mil notebooks, del total de 633 mil que serán entregadas a estudiantes de escuelas secundarias de todo el país para facilitar su acceso a la conectividad, en el marco del Plan Federal Juana Manso, informó el Gobierno provincial.

El secretario de Industria fueguino, Juan Ignacio García, confirmó a Télam que la producción de las notebooks, bajo el régimen de promoción económica y fiscal vigente para las empresas radicadas en el distrito, estará concentrada en el grupo NewSan, cuyas plantas están emplazadas en la ciudad de Ushuaia.

El presidente Alberto Fernández encabezó el acto de presentación del Plan Juana Manso que buscará dotar de conectividad a miles de estudiantes de todo el país, con una inversión estimada en 20 mil millones de pesos, y que prevé la distribución de 633 mil netbooks a estudiantes de escuelas secundarias, en entregas mensuales que se iniciarán en julio próximo.

La prioridad la tendrán los establecimientos con alumnos que tuvieron baja o nula continuidad pedagógica en 2020 y las provincias de menor nivel socioeconómico y con mayor porcentaje de estudiantes desvinculados.

La fabricación de las netbooks generará 2.000 puestos de trabajo y se llevará a cabo en plantas ubicadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Rosario y las provincias de Tierra del Fuego y de Buenos Aires.

El secretario de Industria fueguino precisó a Télam que en esa provincia el grupo empresario NewSan obtuvo la licitación nacional para producir una fracción de las notebooks.

"Se estima que este Plan Federal generará unos 100 nuevos puestos de trabajo en la provincia, durante los cuatro meses que dure la producción", señaló García.

A su vez, anticipó que NewSan "ya está realizando inversiones" por un monto de "alrededor de un millón de dólares" con el objetivo de adaptar sus instalaciones al nuevo proyecto productivo.

Además, el secretario confirmó que el proceso productivo seguirá los patrones necesarios para ser incluido en los beneficios del régimen de promoción fiscal vigente en la provincia.

De todos modos, aclaró que los beneficios impositivos son restringidos en el caso de las notebooks, ya que se trata de aparatos que no pagan aranceles extra de importación y tributan la mitad del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

"Este programa nacional, además de promover una política de igualdad educativa y social, también utiliza las compras públicas para traccionar la producción en el país", sostuvo García.

En esa línea, consideró también que en el contexto de la pandemia "poder disponer de una computadora se volvió un elemento realmente esencial y una herramienta imprescindible para transitar los procesos de aprendizaje, en especial para los sectores más vulnerables", reflexionó el funcionario fueguino.

Tierra del Fuego ya se dedicó a la producción de notebooks durante la vigencia del Plan Conectar Igualdad aplicado durante la gestión de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En ese caso se fabricaron 5,5 millones de computadoras y en la provincia austral formaron parte de esa producción empresas como Brightstar Fueguina, BGH en alianza con la brasileña Positivo, Radio Victoria y Digital Fueguina, entre otras.