Los infractores fueron multados y se les retuvo la licencia de conducir y sus vehículos

Durante el fin de semana se realizaron controles de alcoholemia sorpresivos en el centro y en el sector del puente carretero que conecta a esta ciudad con Cipolletti, lo cual arrojó un total de 25 alcotest positivos, siendo el valor más alto de 2.02 g/l de alcohol en sangre.

Los operativos arrojaron 14 casos de alcotest positivo el día viernes y 11 el día sábado, quienes fueron multados y se les retuvo las licencias de conducir y sus vehículos. De estas intervenciones participaron 19 agentes de la dirección de Tránsito Municipal.

Al respecto el subsecretario de Medio Ambiente y Protección Ciudadana, Francisco Baggio, señaló que “los test de alcoholemia arrojaron un número elevado de infractores para nuestras pretensiones, y este fin de semana, en su mayoría fueron jóvenes de entre 20 y 30 años los detectados con alcotest positivo”.

Baggio expresó que “debemos seguir trabajando y reforzando que no es compatible tomar alcohol y conducir porque se pueden provocar accidentes graves”.

Asimismo el funcionario señaló que “hay que aumentar la práctica de la figura del conductor designado, porque siempre alguien puede hacer el sacrificio de no consumir alcohol por su bien y el de todos los vecinos que transitan por la ciudad”.