No hay ninguna descripción de la foto disponible.
En una audiencia realizada ayer por la noche mediante videoconferencia, la fiscal del caso María Eugenia Titanti acusó a un hombre O.A.M, por el homicidio de José Emiliano Llancaman ocurrido ese mismo día en San Patricio del Chañar.

El delito que la representante del Ministerio Público Fiscal le atribuyó al imputado es homicidio simple en carácter de autor (artículos 79 y 45 del Código Penal).

Durante la audiencia, la fiscal del caso requirió que el acusado permanezca detenido con prisión preventiva por el plazo de seis meses. Para solicitar la medida, Titanti argumentó la falta de arraigo del imputado y el peligro de que se fugue, la solidez de la imputación y la abundante y contundente prueba con la que cuenta la fiscalía.

La teoría del caso que investiga la fiscalía es el hecho ocurrido entre las 23:45 del 22 de febrero y la 1:05 del 23 de febrero 2021 en una vivienda ubicada en la ciudad de San Patricio del Chañar. La víctima, José Emiliano Llancaman, se encontraba reunido en su domicilio junto a otras cinco personas, entre ellas el imputado O.A.M, quien vivía hace dos o tres meses en su casa. Alrededor de las 00:00, luego de haber consumido bebidas alcohólicas, el imputado ingresó a la vivienda, se dirigió a la habitación donde se encontraba la víctima descansando y comenzó a golpearlo con los puños en el rostro. Ante esta situación el resto de los presentes dieron aviso a la Policía y lograron que el imputado se retirara. Pero luego volvió con un arma blanca y comenzó a golpear a Llancaman nuevamente hasta que llegó la policía. Producto de los golpes, la victima debió ser hospitalizada y murió momentos después.

La jueza de garantías encargada de dirigir la audiencia, hizo lugar a la formulación de cargos en los términos requeridos por la fiscal Titanti. Además, la magistrada avaló el requerimiento de la medida de coerción y fijó la prisión preventiva por seis meses.

El plazo para que la fiscalía concluya la investigación quedó establecido en tres meses.

Durante la videoconferencia la fiscal del caso fue asistida por el asistente letrado de la Fiscalía de Homicidios Bruno Miciullo.