El bloque del Frente de Todos impulsará que no se modifique la edad de las mujeres, como establece la iniciativa del gobierno nacional, con lo cual solo se subirá gradualmente la edad de los hombres de los 60 a los 65 años.

El bloque del Frente de Todos impulsará una reforma en el proyecto sobre jubilaciones de privilegio para la justicia para que no se modifique la edad de las mujeres, como establece la iniciativa del gobierno nacional, con lo cual solo se subirá gradualmente la edad de los hombres de los 60 a los 65 años.

La decisión fue anunciada por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, al exponer en el plenario de comisiones que debate el proyecto oficial en la Cámara de Diputados.

En ese marco, el funcionario explicó que, a pedido de las "mujeres del Frente de Todos, se decidió modificar este artículo para mantener la edad de las mujeres en 60 años", como lo establece actualmente el régimen general de jubilaciones.

La ley de jubilaciones fija que las mujeres se pueden jubilar a los 60 aunque pueden optar por quedarse cinco años más; es decir hasta los 65, que es la edad tope para los hombres para acceder al beneficio jubilatorio.

 

Otro cambio: los años de aportes

Por otro lado, el diputado del Frente de Todos, Dario Martínez, indicó que además de esa reforma se incluirá otra modificación sobre los años de aportes que necesita un magistrado para acceder a este sistema jubilatorio especial para los jueces del Poder Judicial.

En ese sentido, Martínez dijo que, de los 30 años de aportes requeridos para poder jubilarse, se exigirán 10 años continuos de aportes en la justicia o 15 en forma discontinua, en lugar de 20 años como lo establecía el proyecto del gobierno nacional.

Con respecto al cálculo del primer haber, Martínez señaló que será el 82 por ciento del promedio de haberes de los últimos diez años actualizado al valor del salario correspondiente.

La exposición de Moroni

El ministro de Trabajo aseguró que desde el Gobierno no se está planteando "eliminar los sistemas de protección de los jueces" sino establecer un nuevo régimen jubilatorio y señaló que el "5 por ciento de los beneficios más altos representan el 20 por ciento de los recursos que hoy tiene el sistema previsional".

Así lo afirmó al exponer ante el plenario de las comisiones de Previsión Social y de Presupuesto de la Cámara de Diputados sobre el proyecto de reforma de las jubilaciones de privilegio de jueces y diplomáticos que el oficialismo aspira a poder votar en una sesión que se celebrará el jueves.

En ese marco, el ministro destacó que "se pagan 15 mil pesos a los haberes mínimos, de esos mismos recursos tenemos que estar detrayendo 10 mil millones de pesos para solventar las jubilaciones de los jueces”.

Moroni recordó que el valor promedio del haber es de 20.575 pesos y el tope es de 103 mil pesos, mientras que la jubilación de privilegio de un magistrado ronda los 290 mil pesos y de los funcionarios del servicio exterior, unos 320 mil.

Asimismo, el ministro de Trabajo señaló que el Gobierno considera que "los jueces cumplen una tarea especial y deben tener protecciones especiales" y aclaró que lo está en discusión "es cuánta desigualdad a favor de los jueces es necesaria para que cumplan correctamente con su trabajo”.

El ministro destacó que el régimen del Poder Judicial “tiene un déficit de caja, tomando la suma de aportes y contribuciones, de 9 mil y pico de millones de pesos” y precisó que en caso de aprobarse la ley "habría una reducción del déficit del 40 al 45% y del 70% al año 2040".

Además el ministro recordó que solo se busca modificar el régimen especial de jueces y diplomáticos y que se mantienen el resto de los regímenes especiales.

Juntos por el Cambio pide una cláusula para evitar las renuncias

El interbloque de diputados de Juntos por el Cambio reclamó al oficialismo, como condición para dar quórum en la sesión especial de este jueves para tratar el proyecto de jubilaciones de privilegio, que acepte incorporar una cláusula transitoria a la iniciativa para mantener por un determinado plazo el actual régimen a los magistrados que están en condiciones de acceder a la jubilación, con el objetivo de evitar una masiva renuncia de jueces.

Así lo revelaron fuentes de la oposición y señalaron que el artículo que aspira a sumar al proyecto establece que los jueces que cumplieron 60 años y están en condiciones de jubilarse lo puedan hacer en los próximos años manteniendo las mismas prerrogativas que en la actualidad.
De esta manera, el bloque opositor aguardará una respuesta para definir su postura de cara a la sesión especial de mañana y sobre otras propuestas vinculadas a la situación de las pensiones de magistrados y jubilados, ya que en la iniciativa oficial establece que se lo incorporará al régimen general.

Los legisladores de la oposición quieren evitar renuncias masivas por el cambio del régimen jubilatorio de privilegio para jueces y diplomáticos, tal como advirtió el presidente del Consejo de la Magistratura, Alberto Lugones, quien señaló que podrían acceder a la jubilación entre 100 y 150 jueces.

El resumen del proyecto

El proyecto que impulsa el gobierno nacional eleva gradualmente la edad jubilatoria de jueces hasta llegar a los 65 años en 2025; establece el 82% móvil sobre un promedio de los últimos diez años, ya no sobre el último haber, y aumenta en un 7% los aportes adicionales, pasando del 11% al 18%, mientras que en el caso de los diplomáticos la jubilación será del 82 por ciento móvil en lugar del 85 por ciento como es en la actualidad..