El gobierno nacional otorgará una suma fija no remunerativa por única vez de 5 mil pesos a los efectivos de Seguridad y de las Fuerzas Armadas afectados a los operativos previstos para atender la medida de aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido para mitigar el avance del coronavirus en el país, informaron fuentes oficiales.

La medida se suma al pago de una "asignación estímulo" también de 5 mil pesos durante cuatro meses a todos aquellos trabajadores de la salud, del ámbito público y privado, abocados al manejo de casos de coronavirus en el país y con una "exposición al riesgo de contagio mayor que el de las demás personas", que se conoció hoy.

La nueva asignación, que será oficializada mañana en el Boletín Oficial, comprende al personal de Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina, Policía Federal, Policía de Seguridad Aeroportuaria, al personal de la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal, al personal militar en actividad de las fuerzas armadas y al personal de la Policía de Establecimientos Navales, "afectado a las actividades previstas para atender la medida de aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesta por el Decreto Nº 297/20".

Se trata de una suma fija no remunerativa, no bonificable, por única vez, de 5 mil pesos a abonarse con los haberes del mes de abril, cuyo pago estará sujeto "a la efectiva prestación de servicios".

Por otro lado, el gobierno profundizó hoy su estrategia de asistencia alimentaria y dio activa participación en esa tarea a los intendentes del conurbano bonaerense, mientras continúa con el control del aislamiento obligatorio sobre quienes regresaron desde el exterior y analiza nuevas medidas sociales en el marco de la contención del avance del coronavirus en el país.

Con el presidente Alberto Fernández en la Residencia de Olivos realizando un seguimiento de cada una de las áreas y en contacto permanente con los miembros de su gabinete, funcionarios nacionales continuaron hoy, al cumplirse una semana del inicio del aislamiento masivo, con la implementación de nuevas medidas y el seguimiento de otras disposiciones oficiales.

Fuentes oficiales señalaron que podría haber nuevas medidas durante el fin de semana y que se abre la expectativa sobre un inminente anuncio sobre la extensión del aislamiento social, mientras que las medidas sobre alquileres y créditos hipotecarios será publicada a través de un DNU en las próximas horas.

Fernández viene advirtiendo desde hace varios días que será "inflexible" no solamente con quienes circulen en la vía pública violando el aislamiento social, preventivo y obligatorio, sino que también habrá respuestas estatales para los abusos de precios y un "refuerzo" desde el Estado para atender a las poblaciones más vulnerables.

En ese marco, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Secretaría de Comercio Interior informaron que a lo largo de las primeras nueve jornadas del operativo conjunto entre ambas dependencias se realizaron controles en 1.605 supermercados, farmacias, autoservicios, fábricas y mayoristas en todo el país y que el resultado fue el de ocho clausuras preventivas: un supermercado mayorista, tres comercios de cercanía y cuatro farmacias que habían remarcado sus precios.

En tanto, los controles viales, que realiza a toda hora la Agencia Nacional de Seguridad Vial junto a fuerzas de seguridad, en las principales autopistas y rutas de todo el país, continuaron desalentando la circulación como en los últimos días.

"Estamos conformes, si bien hay actividades que son imprescindibles, estimamos que aproximadamente un 10% de la población es la que se está trasladando, incluso menos en ciertas modalidades de transporte como vehículos particulares, trenes y transporte urbano", sostuvo el ministro de Transporte, Mario Meoni, desde el retén en el Puente Pueyrredón, con la promesa de que seguirán trabajando hasta que la medida sea "100 por ciento efectiva".

Respecto del refuerzo en la asistencia alimentaria, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, encabezó hoy una reunión con su par de la Provincia de Buenos Aires, Fernanda Raverta, junto a intendentes bonaerenses y referentes de organizaciones sociales, en el marco de una reunión del comité de emergencia, en la que resolvieron establecer bases en municipios para reforzar y agilizar las acciones orientadas a garantizar el "alimento y los ingresos de las familias" más vulnerables durante la pandemia del coronavirus.

Según se informó, en la reunión, se acordó "establecer comités locales en las comunas para definir prioridades y articular acciones entre los distintos niveles de gobierno y las organizaciones, con el fin de reforzar la política alimentaria y el sostenimiento de los ingresos de las familias".

En paralelo, también se supo que la información remitida por la Dirección Nacional de Migraciones para identificar y localizar a las personas que hayan viajado al exterior y que puedan calificar como "casos sospechosos" fue puesta a disposición por el Gobierno de la Provincia a sus municipios para que participen activamente del control.

"Estamos ante una situación muy particular y, más que nunca, se requiere unidad y coordinación para que la ayuda en los centros urbanos llegue a todos. Junto con la inversión social que representa la tarjeta Alimentar y la asistencia a comedores y merenderos, decidimos crear un fondo extra de 300 millones de pesos a los municipios para la compra de alimentos y de artículos de higiene", explicó Arroyo, durante el encuentro con los jefes comunales y las organizaciones sociales sobre la asistencia de Gobierno nacional al distrito más afectado por los contagios.

Los planes de acción están destinados a atender a cerca de "8 millones de personas que reciben asistencia alimentaria" y a los "casi 3 millones de niños y adolescentes que comen en escuelas, comedores y merenderos", señalaron fuentes de la cartera social.

Entre los anuncios oficializados en el Boletín Oficial, una constante por estos días de emergencia sanitaria, hoy fue publicado el decreto presidencial que dispuso el cierre de las fronteras, consensuado con la oposición, para "preservar la salud de sus 44 millones de habitantes y, al mismo tiempo, organizar el regreso al país de quienes están en el exterior, sin que ello intervenga con la estrategia sanitaria que se viene llevando adelante desde el inicio de la pandemia".

El Presidente de la Nación, en ese marco, dispuso la creación de una mesa de trabajo interministerial para asistir a los argentinos en el exterior y planificar de "manera gradual y segura" sus regresos ante la ampliación al cierre de fronteras, puertos, aeropuertos y pasos internacionales que comenzó a regir a partir de hoy.