La Cámara Alta decidió por 41 votos contra 27 avanzar en las propuestas para modificar la forma de elección del Procurador General de la Nación y la duración de su mandato. Lo hará en base a tres proyectos presentados por JXC, que sus autores pidieron que fueran retirados.

El Senado rechazó hoy pedidos de la oposición para retirar los proyectos de reforma de la ley del Ministerio Público y el oficialismo adelantó que avanzará con las propuestas para modificar la forma de elección del Procurador General de la Nación y la duración de su mandato.

Durante la sesión de esta tarde, los senadores aprobaron por 41 votos contra 27 el rechazo de las notas enviadas durante la semana por los legisladores opositores Martín Lousteau y Lucila Crexell a la presidencia del Senado para que se retiren tres proyectos de su autoría presentados en diciembre pasado y que el Frente de Todos decidió retomar para reformular la ley del Ministerio Público

En el inicio de la sesión, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner mantuvo un tenso cruce con el jefe de los senadores de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, a quien le reclamó "elevar el nivel del debate" cuando éste se quejó porque la votación se hacía a mano alzada.

El senador del Frente de Todos Oscar Parrilli acusó a la oposición de "llenarse la boca con las instituciones y la República y lo primero que hacen es no cumplirla cuando se quiere debatir". "Llegamos a 2019 con los salvadores de la República, con la República a medias porque teníamos un procurador interino", sostuvo en alusión al actual procurador Eduardo Casal.

Después de que el oficialismo abrió esta semana en comisión la discusión sobre la reforma del Ministerio Público en base a los proyectos de la oposición, Lousteau y Crexell enviaron sendas notas a Fernández de Kirchner para pedir el retiro de las iniciativas con el argumento de que "no era el momento" para ese debate en medio de la pandemia de coronavirus.

Parrilli informó que las notas de pedido de retiro de los proyectos fueron presentadas después de que convocó a una reunión para tratarlos y consideró que se está "ante un problema" ya que las propuestas "sólo pueden ser retiradas si el pleno autoriza el retiro".

"Hace casi tres años hay un procurador interino. Intentamos comenzar a resolver un problema que se gestionó durante la gestión del presidente (Mauricio) Macri", explicó al justificar el rechazo de la solicitud.

Parrilli adelantó además que como presidente de la comisión de Justicia convocó a una reunión para el lunes próximo para que especialistas, exprocuradores y constitucionalistas debatan el tema.

En representación de Juntos por el Cambio, el senador Ernesto Martínez advirtió que "no hay antecedentes de que se pueda citar un proyecto que haya sido retirado por el autor y haya sido tratado por el recinto".

Martínez envió además un duro mensaje hacia el seno de Cambiemos al rechazar "operaciones mediáticas" de un sector de la coalición que aprueba la candidatura de Daniel Rafecas, el postulante propuesto por el Poder Ejecutivo que la mayoría de la oposición rechaza.

En lo que se interpretó como una crítica a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que esta semana se pronunció a favor de Rafecas, Martínez dijo a título personal "que ese exhibicionismo es inaceptable".

"Esto corre por mi cuenta luego del exhibicionismo ofrecido a la sociedad argentina en el día de ayer comprando libros de derecho y haciendo pendan con operaciones mediáticas de una señora gorda", expresó en su discurso en el recinto.

A la vez, en nombre del interbloque de radicales y PRO, dijo que "el acuerdo de senadores de la oposición para llegar a los dos tercios" que se requieren para aprobar el pliego de Rafecas "no existe ni existirá porque este interbloque no admite influencias externas, tengan el peso que tengan".

"Los proyectos se retiran cuando dicha voluntad política desaparece", afirmó respecto al pedido de retiro formulado por los senadores Lousteau y Crexell.

"Es inédito que un proyecto sin voluntad política sea tomado por el oficialismo para saldar un problema interno del mismo oficialismo", añadió, y consideró que el Frente de Todos debería "presentar su propio proyecto" sobre la reforma.

La comisión de Justicia abrió esta semana el debate para reformar la Ley del Ministerio Público Fiscal, que abarcará la forma de elección del jefe de los fiscales y la duración de su mandato, en base a tres proyectos de ley presentados por Juntos por el Cambio.

Esas iniciativas establecen cambios en el tiempo de duración de los mandatos del Procurador, así como del Defensor General, y la imposibilidad de ser reelectos, pero mencionan taxativamente que su elección debe hacerse por los votos de los dos tercios de los senadores presentes.