El exministro de Economía resaltó la eficacia de ese instrumento para construir un futuro mejor para todos y dijo que el diálogo permite "proponer, coincidir y disentir".

El exministro de Economía y excandidato presidencial Roberto Lavagna apoyó la convocatoria al diálogo que hizo el lunes pasado la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y sostuvo que "ese ejercicio permite proponer, coincidir o disentir dentro de los márgenes del respeto y teniendo el objetivo del bien común".

Lavagna dijo en un comunicado difundido por las redes sociales que "la política bien entendida y generosa con el ciudadano no reconoce mejor forma que el diálogo como factor constructivo de un futuro mejor".

"A 37 años de haber recuperado la democracia y el ejercicio de la soberanía popular, el pueblo argentino merece que construyamos el futuro con diálogos para el consenso", agregó el exministro de Economía en los gobiernos de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, quien recordó, además, la histórica elección del 30 de octubre de 1983.

Lavagna resaltó que "la recuperación de la democracia nos confirmó entre sus enseñanzas el valor del diálogo político, entonces ejercido por la Hora del Pueblo", documento firmado el 11 de noviembre de 1970 por la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP) y los partidos Peronista, Socialista Argentino, Conservador Popular y Bloquista, que exigía elecciones inmediatas tras la caída del dictador Juan Carlos Onganía el 8 de junio de aquel año.

"Hoy quizá la realidad nos reclama otra Hora del Pueblo, con la intervención de las fuerzas políticas y otras instituciones de la sociedad", concluyó. La vicepresidenta escribió una carta con motivo de los 10 años de la muerte de Néstor Kirchner en la que invitaba a los diferentes sectores al diálogo.

"Es de imposible solución sin un acuerdo que abarque al conjunto de los sectores políticos, económicos, mediáticos y sociales de la República Argentina", aseguró la vicepresidenta en el documento difundido el 27 de octubre.