Transcurrida parte de la segunda jornada de funcionamiento, se comunicaron a través del 0800-666-1100 y de la página web más de mil personas para aportar su tiempo, donaciones u ofrecer un espacio.

Entre la primera y lo que va de la segunda jornada de funcionamiento del programa “Ayudándonos” del gobierno neuquino, se comunicaron a través del 0800-666-1100 y de la página web más de mil personas para aportar su tiempo, donaciones u ofrecer un espacio.

Hasta el primer corte de información realizado a las 13 de hoy, se recibieron 48 donaciones monetarias y de bienes o insumos, 112 personas pusieron a disposición algún servicio o espacio y 844 ciudadanas y ciudadanos se ofrecieron como voluntarias y voluntarios para colaborar en la mitigación de los efectos de esta emergencia sanitaria.

El programa

El gobierno neuquino puso en marcha ayer “Ayudándonos”, una herramienta colaborativa para generar una red de ayuda solidaria entre la ciudadanía en el marco de la pandemia de coronavirus (COVID-19).

Se implementa a través de una página web y un número telefónico, que trabajan sobre tres ejes principales: voluntariado, donaciones y ofrecimiento de servicios y/o espacios. El teléfono para acceder al programa es el 0800-666-1100 y la dirección web es: https://voluntarios.ciudadanianqn.gob.ar/

Voluntariado, el primero de los tres ejes está subdividido en categorías como salud, educación, logística, administrativo, seguridad, operativo. El objetivo es que puedan anotarse todas aquellas personas que quieran, por ejemplo, ayudar a un adulto mayor con las compras, dar clases de apoyo escolar, entre otras opciones.

Las donaciones pueden ser tanto de bienes materiales como en dinero. Esta última se realiza mediante depósito o transferencia a una cuenta bancaria de Fiduciaria Neuquina, que la destina a la cobertura de las diferentes necesidades de la emergencia sanitaria, como adquisición de equipamiento, insumos de seguridad, entre otros.

Por último, servicios y/o espacios, implica la colaboración mediante servicios profesionales o espacios físicos para, de ser necesario, que funcionen como lugar de aislamiento.