La vacuna contra el coronavirus desarrollada en China muestra, a los 28 días de su aplicación, que es segura y crea anticuerpos, informaron científicos y registra "The Lancet", una prestigiosa revista médica.

La vacuna es desarrollada por el equipo del Instituto de Biotecnología de Pekín y la compañía Cansino Biologics. La aplicación se realizó en 108 adultos sanos de Wuhan de entre 18 y 60 años de edad.

Los investigadores tampoco han observado reacciones adversas graves, sino que apenas han desarrollado algunas leves o moderadas como fiebre, fatiga, dolor de cabeza y dolor muscular.

"Esto supone un hito importante. El ensayo demuestra que una dosis única de la nueva vacuna produce anticuerpos específicos para el virus y células T en 14 días, lo que la convierte en una potencial candidata para una investigación más a fondo", asegura Wei Chen, responsable del proyecto. No obstante, a pesar de lo importante de este progreso, ha pedido mucha paciencia y cautela. "Aún queda mucho camino para que esta vacuna esté disponible para todo el mundo", afirmó.