Diputados nacionales y parlamentarios de varias comunidades de España celebraron hoy, en un encuentro virtual, los 10 años de la sanción de la ley de matrimonio Igualitario en la Argentina y 15 en España.

Diputados nacionales y parlamentarios de varias comunidades de España celebraron hoy, en un encuentro virtual, los 10 años de la sanción de la ley de matrimonio Igualitario en la Argentina y 15 en España, bajo la consigna "Celebramos la igualdad en la diversidad: Matrimonio Igualitario".

El encuentro se desarrolló en el marco de una reunión de la comisión de Mujeres y Diversidad de Cámara de Diputados, que preside la diputada nacional Mónica Macha (Frente de Todos), quien destacó la importancia de construir "un transfeminismo cultural".

La reunión se realizó mientras en la Cámara de Diputados se debate en esta misma comisión un proyecto de inclusión laboral para las personas trans travestis, donde se dispone que el Estado Nacional deberá asegurar un cupo para contratar empleados de esta población.

Al abrir la reunión, Macha aseguró que "tanto la ley de matrimonio como Igualitario como la de Identidad de Género han cambiado nuestra cultura" y se trata de "derechos que venían planteando las organizaciones pero necesitaban encontrar una voluntad política que pudiera concretar estos derechos".

Tras recordar el matrimonio Igualitario, fue una ley "que militó el ex presidente Néstor Kirchner, la única de la que fue parte de la sanción porque a los pocos meses falleció", afirmó que esa iniciativa representa "parte de nuestras identidades políticas" e "implica transformaciones culturales muy profundas que, tal vez, cuando la aprobábamos no podíamos saber".

En la oportunidad, la concejal española del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras, destacó la importancia de ocupar lugares en instituciones públicas "para promover los cambios necesarios para la construcción de nuestros derechos" y afirmó: "tenemos que seguir saliendo de los armarios, visibilizándonos para parar la pandemia de homofobia".

También expusieron Felipe Sicilia, Beatriz Gimeno, directora del Instituto de la Mujer de España; Fran Ferri, diputado de las Cortes Valencianas y Tony Poveda, vicepresidente de la Fundación Pedro Zerolo.

A su turno, la diputada radical por Córdoba, Brenda Austin, trazó un paralelismo entre la ley de matrimonio igualitario, con otros debates, como el dado por la iniciativa de Salud Reproductiva y la de Fertilización asistida, que generaron movilizaciones y concientización acerca de la problemática,

Asimismo, la diputada Mara Brawer (Frente de Todos) aseguró que, a diferencia de lo que ocurrió con la ley de Identidad de Género y la despenalización del derecho al aborto, el matrimonio igualitario "no fue un tema de militancia de todos los sectores".

Para el diputado de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, uno de los organizadores del encuentro, dijo que con el matrimonio igualitario "comenzábamos a llamar las cosas por su nombre y a concretar derechos que no estaban reconocidos y que nos eran vulnerados" y sostuvo que a partir de esa sanción "nos abrazamos más a la igualdad y a la libertad: empezamos a ser sociedades más justas y diversas".

En tanto, el diputado del Frente de Todos, Leonardo Grosso, destacó que si bien "no hubo mucha movilización en torno a la ley de matrimonio igualitario "hubo una voluntad política que permitió la sanción de esta ley" y dijo que las marchas por el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo lo hizo sentir "parte de una mayoría social y eso es central para consolidar la agenda de lo que se viene".

Finalmente, desde Juntos por el Cambio, Silvia Lospennato -una de las diputadas de ese espacio que más impulsó la despenalización del aborto-, sostuvo que "se necesita construir nuevamente transversalmente, con la calle, a través de los movimientos sociales y que los legisladores estemos a la altura de reconocer esto para completar derechos y necesidades de este colectivo".