No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Un total de 11 médicos terapistas del Hospital Castro Rendon de Neuquén capital, presentaron un recurso de amparo reclamando por la falta de recursos y la sobreexigencia laboral a la que están sometidos con más de 12 horas por día de tarea. En síntesis, afirman que en la UTI hay cucarachas, no tienen dispenser de agua en la sala de descanso, falta medicamentos básicos y hay de 1 médico por cada 16 camas UTI, lo que es el doble de lo que establecen los protocolos laborales.

El amparo pide que "establezca un plantel mínimo de profesionales terapistas necesarios por cama para el normal funcionamiento del servicio de UTI del hospital de referencia (Castro Rendón), tome las medidas urgentes de reestructuramiento y reequipamiento generales adecuados a las condiciones de higiene y seguridad correspondientes al servicio que se brinda, reacondicionamiento de las salas de descanso y refrigerio, reporte medicamentos indispensables a la atención en UTI, cubra las mínimas exigencias requeridas en este libelo , como adecuacion de cronogramas de guardias que garanticen condiciones de salubridad, y por lo tanto garantice la plena efectividad del derecho de salud de los terapistas y personal de salud accionantes y la creación de condiciones que aseguren a todos los actuales y potenciales usuarios del sistema público de salud asistencia médica y servicios médicos, específicamente de UTI y a los terapistas del sistema condiciones dignas y equitativas de labor".

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

En los fundamentos de la solicitud el recurso señala que "en los últimos meses cada uno de los médicos intensivistas de planta hemos tenido una carga horaria brutal y despiadada; hemos realizado hasta 22 guardias de 12 horas por mes. Lo que hacen un total de 264 horas al mes y un promedio de 66 horas semanales, en jornadas que exceden las 12 horas diarias. No debemos dejar de recordar que el CCT determina la jornada laboral para las áreas críticas de Terapia Intensiva en 30 horas semanales. Es decir, menos la mitad del tiempo que habitualmente prestamos los médicos terapistas. Desde el mes de julio del año 2020 hasta este mes ninguno de los firmantes hemos gozado de un fin de semana de descanso. Todos los sábados o domingos debemos trabajar, aun cuando la jornada semanal se encuentra cumplida en exceso. Incluso muchas veces debemos trabajar ambos días".

Luego detallan que "Hoy, la relación entre médico terapista/camas en este efector es de 1 médico por cada 16 camas. Es decir, el doble del máximo recomendado por la SATI".

Sobre la Sala de Descanso y Refrigerio detallan que "Tampoco tenemos dispenser de agua y, hasta hace unos meses que una ONG la donó, no teníamos heladera ni cafetera. Son tales las lamentables condiciones que no existen siquiera suficientes sillas para que los médicos se sienten".

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

"A este respecto debe tenerse presente que cinco de los once terapistas contrajimos COVID-19 en el lugar de trabajo, como consecuencia de las inadmisibles condiciones en las que trabajamos", agrega.

El escrito puntualiza que "en relación a la situación de higiene, hemos denunciado en reiteradas ocasiones la presencia de cucarachas en el sector de UTI".

La imagen puede contener: texto que dice "Hoy, la relación entre médico terapista/camas en efector es Es decir, el doble de 1 médico por cada 16 camas. del maximo recomendado por la SATI. este"

Más adelante advierten que "la falta de respuestas, la sobrecarga de trabajo, la no modificación de este dantesco status quo y la toma de decisiones ineficientes y -en ocasiones- provocativas, generará las renuncias de los únicos 11 médicos terapistas de planta del Hospital Castro Rendón, todos hoy firmantes de este amparo, pues no solo es inviable laborar en estas condiciones, antes es inhumano y agraviante".

El Recurso de Amparo está firmado por los médicos Alexis Muñoz Rivera Alexis, Cristhian Natanael Wilhelm, Jorge Fernando Rojas Rios, Julián Ivacachi, Carlos Javier Barreda,  Macarena Andrian, Luisina Fernandez Panzardi, Micaela Janeth Guerrero, Elizabeth Johanna Bastias Saez, Natalí Janet Oviedo y Martin Emanuel Lorenzó. El juez deberá resolver, en principio, si hace lugar al tratamiento. 

No hay ninguna descripción de la foto disponible.