"El sector presenta un elevado riesgo operacional, debido a las potenciales nuevas medidas restrictivas", dice el informe de la calificadora FixScr. Además detalla que el movimiento en los aeropuertos será en 2021 un 65% más bajo que en 2019.

Puede ser una imagen de interior

El tráfico de pasajeros en los mayores aeropuertos del país será este año 65% inferior al de 2019, y si bien se prevé un "repunte importante" durante el actual ejercicio, recién en 2025 se lograría alcanzar el volumen de viajeros prepandemia de coronavirus, planteó en su escenario base la calificadora de riesgos FixScr.

La filial de la agencia global FitchRatings mantuvo, en ese marco, la "perspectiva negativa" de Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000), "ante la expectativa de fuerte caída en el tráfico para el periodo 2020-2021" por "la emergencia sanitaria, la incertidumbre sobre su duración y sus efectos en el volumen de pasajeros en los próximos años".

Fix precisó en su informe de calificación de la empresa que con la reapertura parcial de los principales aeropuertos, los niveles de tráfico de pasajeros llegaron en febrero pasado al 25% frente a doce meses atrás.

"Ante la segunda ola de la pandemia, el sector presenta un elevado riesgo operacional, debido a las potenciales medidas más restrictivas similares a las de 2020"

Ese panorama se observó aún antes de las nuevas medidas del Gobierno nacional para restringir los vuelos internacionales desde Reino Unido, Brasil, Chile, México y el cierre de fronteras (hasta el próximo 30 de abril).

"Ante la segunda ola de la pandemia que está presentando actualmente la Argentina, el sector presenta un elevado riesgo operacional, debido a las potenciales medidas más restrictivas similares a las ejecutadas durante 2020", agregó el análisis.

AA2000 concentra el 91,6% del flujo de pasajeros y gerencia directamente 35 de las 56 terminales aéreas que conforman el Sistema Nacional de Aeropuertos (SNA) y da cobertura a 21 provincias más la ciudad de Buenos Aires. Fix consideró que el riesgo regulatorio para Aeropuertos Argentina 2000 es "moderado", debido a la extensión del contrato de concesión.

El 17 de diciembre pasado se publicó el decreto 1009/2020, que avaló el acuerdo firmado un mes antes por la empresa con el Orsna (Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos), para la prórroga del contrato de concesión por diez años adicionales, desde 2028 hasta 2038, tal cual estaba establecido en el contrato original.

El nuevo Plan Económico Financiero contempla inversiones por US$ 406 millones (IVA incluido), preferiblemente entre los años 2022 y 2023, y otros US$ 200 millones entre 2024 y 2027, a razón de US$ 50 millones por año, precisó Fix.

De igual forma se estableció el reinicio de ciertas obras y el pago de deudas por más de US$ 77 millones durante 2021, a proveedores de proyectos que habían sido demorados como consecuencia del cierre comercial de los aeropuertos durante la pandemia.

Según la calificadora, la prórroga, "además de darle una flexibilidad financiera superior le permite firmar contratos más allá del fin de la concesión, pudiendo proyectar desarrollos de real estate en los aeropuertos".

El análisis prevé un flujo "positivo" de fondos este año, debido al bajo nivel de inversiones en infraestructura y a la fuerte reducción de costos que llevó a cabo la compañía durante la pandemia. El informe advierte, sin embargo, que las tasas que cobra AA2000 no cuentan con mecanismos de ajuste automático y son fijadas por el Orsna.

Las tasas internacionales están denominadas en dólares (US$ 51 por pasajero), mientras que la tasa de uso aeroportuaria de cabotaje está denominada en pesos ($ 195 por pasajero), puntualizó Fix por último.