Por pedido del fiscal del caso Adrián De Lillo, un tribunal colegiado resolvió condenar a E.D.M.D a ocho años de prisión por abusar sexualmente de una niña en la ciudad de Villa La Angostura.

El pedido de pena lo hizo durante una audiencia de determinación de la pena realizada por la mañana en la ciudad de Villa la Angostura.

Entre los agravantes que mencionó al momento de requerir la pena, mencionó la edad de la víctima (menor), la violencia con la que el imputado cometió el hecho y las amenazas que le dirigió a la víctima. También mencionó como que el imputado estuvo prófugo por un lapso de dos años.

El delito por el cual se le impuso la pena fue abuso sexual con acceso carnal cometido contra una menor de 13 años de edad, mediante violencia y amenazas, aprovechando la situación de convivencia preexistente, en calidad de autor (artículos 119 primer y tercer párrafos, agravado por inciso “f” del párrafo cuarto y 45 del Código Penal).

La teoría del caso acreditada por el representante del Ministerio Público Fiscal fue que el hecho ocurrió el 10 de noviembre de 2016 por la mañana, en una vivienda ubicada en la ciudad de Villa La Angostura. E.D.M.D se encontraba a solas con la víctima y aprovechando la situación de convivencia, la amenazó y luego abusó sexualmente.

El defensor de los Derechos del Niño y Adolescente, Lucas González, adhirió al pedido de la fiscalía considerando la pena razonable y valorando especialmente el reconocimiento del imputado de su responsabilidad en el hecho.

El tribunal encargado de establecer la pena se tomó un cuarto intermedio de aproximadamente media hora para deliberar y luego, dio a conocer el veredicto. Los magistrados, resolvieron por unanimidad imponerle al acusado la pena de ocho años de prisión de cumplimiento efectivo.

El tribunal comunicó que la sentencia completa, con todos los agravantes y atenuantes que tuvieron en cuenta para determinar la pena, será remitida electrónicamente a las partes dentro del plazo legal.