La ruta 237 sigue cerrada al tránsito vehicular dado que continúan los trabajos de limpieza de la calzada tras el alud de agua y barro del lunes.

Desde policía se informó que "por el momento no hay horario para habilitar el paso de vehículos". El tramo afectado es entre Arroyito y Chocón y la circulación se desvía por ruta 17 desde Picún a Plaza Huincul.